Quedan algo menos de dos semanas para embarcarnos en la gran aventura y para un viaje tan largo no podemos prescindir de un botiquín en nuestra mochila.

Éste tema es muy relativo y depende de cada persona, hay gente que lleva pocos medicamentos y otros como nosotros a los cuales los medicamentos ocupan más que la ropa. Para empezar hay que tener en mente las posibles enfermedades que pueden afectarnos; Fiebre tifoidea, dengue, malaria... y como combatirlas. En nuestro caso sólo nos hemos vacunado de la fiebre tifoidea, sumándole a ello las vacunas que nos ponen de pequeños.

 

En el caso de la malaria y el dengue no existe vacuna alguna, así que... pastillas, pastillas y más pastillas, de hecho tenemos tantas pastillas que tenemos miedo a parecer traficantes! Las pastillas de la malaria no todo el mundo se las toma ya que como beneficio te previenen de la malaria pero como inconveniente debes tomarte una pastilla diaria, a parte de ingerir una dosis días antes y días después. Sobredosis de pastillas modo ON.

Bueno, para ser sinceros no teníamos intención de llevar gran cosa, un par de gasas, unas tiritas, una caja de ibuprofeno (por algún motivo desconocido el mundo entero cree que el ibuprofeno es la solución a todos los males, incluidos nosotros) y fin, ya está, es sería nuestro súper botiquín, pero no. Te paras a pensar y por un momento te conviertes en una especie de ser precavido y empiezas a imaginarte en diferentes situaciones:

 

  1. Es otro tipo de comida, tal vez mi estómago no se adapte bien...mejor llevar un antidiarréico!

  2. Llevar alguna pomada que nos desinfecte posibles heridas también sería importante.

  3. Entre las pastillas de la malaria y todo lo demás tendremos que proteger el estómago ¿no? pues un poco de omeprazol.

  4. Una pomada para las picaduras de mosquitos.

  5. Apósitos para quemaduras o heridas

  6. Antibióticos de todo tipo

  7. Pomada para posibles golpes

  8. Suero fisiológico

 Y aunque no lo parezca podríamos seguir así con una larga lista, tan larga que ese botiquín rojo de la foto a duras penas cierra, de hecho, para ser más concretos, seremos capaces de sacrificar alguna que otra prenda de ropa por tener un botiquín más completo.

Así que dicho todo ésto, que venga lo que tenga que venir que vamos más que preparados para esta gran aventura.

 

 

 

 

 

Aventuras Vividas